¿Por qué en mi web no compra ni el tato?

¿Qué hay para ti en este artículo?

 

Puede que en algún momento de tu vida reciente hayas pasado paro alguna (o varias) de las situaciones siguientes:

  • Aquél diseñador o la agencia que te hizo la web te dijo que con una página web orientada a la venta lo ibas a petar.
  • Tu cuñado que sabe mucho de esto, te dijo: No tires el dinero, ya te hago yo la web y le hiciste caso.
  • Un tío te llamó por teléfono y te dijo que te iba a poner la web en la primera posición en Google, le creíste y le pagaste encima por ello.
  • Te tiraste a la piscina y encargaste una web sin tener una estrategia previa.
  • Alguien te dijo que si compras una plantilla podrías tener una web funcionando en cuatro tardes.

Si tienes un negocio y estás pensando en dar el salto al digital, debes saber que todo esto pasa mucho.
Algunas cosas incluso peores.
Si es tarde para tí porque ya has pasado por alguna (o varias) de estas situaciones, puede que no sea tarde y que todavía puedas reconducir tu situación.
Sea como sea, es cierto que todas estas cuestiones que te comentaba están detrás de que en tu web no compre ni el tato.
Hay más y en este artículo voy a intentar arrojar algo de luz con respecto a todas estas cuestiones que hacen que una web no venda.

 

El comercio electrónico no para de crecer

 

El último informe emitido por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia en el momento de redactar este artículo, revela que la facturación del comercio electrónico en España en el primer trimestre de 2021 aumentó un 1.9% y se situó en 12.474 millones de euros.

Y lógicamente, si tienes un negocio no puedes ser ajeno a esto.

A estas alturas ya deberías saber que los hábitos de compra de los consumidores han ido evolucionando en los últimos años, tanto como para elevar las cifras de facturación en un país pequeño como España hasta estas cantidades que puedes ver.

Algo que parece obvio para muchos dueños de negocio, para mucha gente todavía no lo es.

Los que sí se han dado cuenta de estas circunstancias están tratando de conseguir su parte del pastel y en este propósito, déjame decirte que debes poner tu web en el centro de tu estrategia de negocio digital.

 

El factor clave para que entiendas por qué tu web no vende un pimiento

 

El por qué una web no vende, puede ser por muchos motivos.

Para determinarlo hay que analizar cada proyecto de forma individual, porque como es lógico, no todas las web que no venden tienen los mismos problemas.

Analizaremos algunas de estas causas en este artículo, pero para empezar ya te puedo adelantar que el factor determinante para que una persona termine por comprar en una web o por contratar un servicio es la CONFIANZA.

Es lógico.

El acto de sacar la tarjeta de crédito para pagar en cualquier sitio es algo que requiere de CONFIANZA.

Y si una persona no confía en lo que transmite la web en cuanto a mensaje, a contenidos o a imagen de marca, directamente se va.

Puede ser que el objetivo principal de tu web, en primera instancia, no sea vender sino conseguir contactos o clientes potenciales.

Si es así, para esto también es necesario transmitir confianza.

Como supongo que ya sabrás, esto no es algo que se consigue de la noche a la mañana y necesitarás tiempo y constancia como para ir ganándote poco la confianza de tus clientes potenciales para que pasen de ser esto a ser clientes definitivos.

Esto está muy estrechamente ligado al siguiente factor importante que debes tener en cuenta para entender por qué tu web no vende.

 

Sin una estrategia detrás, tu web es un mueble.

 

Es así.

Ya te he comentado antes que tu web es el centro de negocio digital.

Es tu casa virtual y a ella llega gente que (en teoría) está interesada en los productos o servicios que ofreces.

Hasta hace bien poco, las webs eran elementos totalmente estáticos que se hacían y se dejaban estar, hasta que a alguien se le ocurría que había llegado el momento de hacer un rediseño.

Ahora no.

Las webs de hoy cumplen con otras funciones y lejos de ser un pasivo y de estar ahí en un rincón como si fuera un mueble, deberían ser justo lo contrario: un activo capaz de generar ventas o en su defecto contactos de clientes potenciales.

Debes plantear tu estrategia de negocio digital pensando en esto y en consecuencia, tratar de que la web cumpla con este objetivo.

Una vez que entiendas esto, sabrás que la web es una herramienta perfecta para que los visitantes que lleguen hasta ella encuentren soluciones a sus problemas o necesidades.

En ocasiones estas soluciones pasan por poner a la venta uno o varios productos capaces de satisfacerlas o bien, por crear contenidos que ayuden a tus visitantes a resolver dudas.

Si todo esto lo haces bien, esos contenidos serán el inició de una estrategia de inbound marketing, que será capaz de establecer las primeras relaciones y los primeros puntos de contactos con clientes potenciales.

 

Factores técnicos que hacen que tu web tire para atrás.

 

Es lógico pensar que si tu web no está optimizada a nivel técnico, ese proceso de generar confianza entre los visitantes se va un poco al traste.

Deberás asegurarte de que tu web está alojada en un servidor capaz de dar respuesta a las necesidades de tráfico que pueda tener y que sea capaz de cargar rápido.

El primer factor que afecta a la velocidad de carga de una web es la calidad de la propia conexión a internet que tenga el usuario.

El segundo, la potencia del hosting contratado para alojarla.

Como no podemos influir en el primero de los factores por razones obvias, debemos tratar de optimizar al máximo el segundo de ellos, que es algo que sí que está en nuestra mano.

Generalmente, cuando el dueño de la web no entiende mucho de cuestiones técnicas, se deja asesorar por el desarrollador o el diseñador de la web a la hora de contratar el hosting.

Esto no siempre es lo mejor, porque algunos desarrolladores recurren a hosting compartidos, solo porque están dentro de los programas de afiliación de los principales proveedores o revendedores de hosting.
Mi recomendación es que en la medida de lo posible recurras a un hosting VPS para alojar tu web, que no utilices un hosting compartido y que gestiones todos estos aspectos de forma independiente:

  • Proveedor de registro de dominio.
  • Proveedor de correo electrónico.
  • Gestión de DNS en un CDN como Cloudflare.
  • Hosting VPS.

Si consigues gestionar todo esto de esta forma que te propongo, estarás solucionando de raíz muchos de los problemas de estabilidad y de accesibilidad que tu web puede padecer en el futuro, en caso de que no lo hagas.

 

Priorizar el diseño por encima de todo

 

Cuando haces esto y abusas de los colorines y los sliders de imágenes, directamente estás invitando a salir a cualquiera que llegue a tu web.

Es necesario que la web tenga un diseño atractivo, pero una vez dentro, si el visitante no encuentra motivos como para quedarse, se va a ir.

¿Cómo se consigue esto?

Con los textos y más todavía, con un uso inteligente de ellos.

Es necesario que el visitante que llega una web encuentre respuestas a estas preguntas:

¿Qué hay aquí para mí?

¿Cómo me pueden ayudar aquí a solucionar mi problema?

Analiza a tu cliente ideal y trata de que tu web refleje de manera clara qué puedes hacer tú o tu negocio para ayudarle.

 

No tener una web optimizada para móvil

 

A día de hoy, te podría decir que el 80% del tráfico de la mayor parte de los clientes con los que trabajo proviene de dispositivos móviles.

Es cierto que la web se diseña para la versión escritorio, pero OBLIGATORIO adaptarla a dispositivos móviles.

Es importante que tú o el desarrollador que se vaya a hacer cargo de tu web, tengáis clara la necesidad de que la web se vea perfectamente desde cualquier dispositivo, especialmente a través de smartphones.

 

Utilizar llamadas a la acción en sitios estratégicos.

 

Dentro del proceso de planificación de la estrategia digital que vas a utilizar en tu negocio, deberías dibujar el paso a paso que cualquier visitante debería seguir una vez que llega a tu web.

Lo sé, no es fácil poder adivinarlo.

Pero de alguna manera, las llamadas a la acción o CTA’S, son los encargados de ir marcando un poco ese paso a paso.

Además de ponerle las cosas fáciles y de mejorar su navegación, le estarás llevando por los pasos que tú quieres que siga en cada momento.

Esto no es manipular, es acompañar y es necesario hacerlo, porque de lo contrario, perderás visitas porque se perderán en la web.

 

No me interesa tu vida, me interesa la mía.

 

Los seres humanos somos egoístas por naturaleza.

Cada uno de nosotros, pasamos más del día pensando en nosotros mismos que en ninguna otra persona.

No es una opinión, es un hecho.

Y si esto es así, ¿Qué te hace pensar que a cualquiera que llegue a tu web le interesan tus batallitas?

Seamos sinceros. A nadie le gusta esto.

No le cuentes a nadie en tu página QUIENES SOMOS lo duro que tuviste que trabajar para ganar tu primer millón.

Enfoca tu esfuerzo en que los visitantes que llegan a tu web encuentren el valor o las soluciones que vinieron a buscar.

 

Todo transparente y todo claro.

 

Evita a tus visitantes sorpresas desagradables.

Si vendes online, tanto productos como servicios, debes incluir en tus páginas de producto toda la información que el visitante necesite para tomar una decisión de compra.

Ponte en su piel e incluye en este tipo de páginas la información que a tí te gustaría encontrar justo antes de sacar tu tarjeta de crédito para pagar un producto o servicio similar.

También las páginas de CARRITO y CHECKOUT.

Especifica claramente y en todo momento si tus productos incluyen o no los impuestos en el precio o el transporte, en caso de que envíes productos de forma física.

Puedes analizar las páginas de la competencia o de aquellos que sean referentes en tu sector, para saber cómo lo hacen.

Puedes copiarles, pero es mejor analizar sus procesos y tratar de adaptarlos a las necesidades de tus clientes y si puedes, tratar de mejorarlos.

 

Para terminar…

 

Como supongo que ya sabrás tu web es un elemento que juega un papel muy importante dentro de tu estrategia de negocio digital.

Posiblemente el que más.

Necesita que le des la importancia que se merece y requiere tiempo, dedicación y esfuerzo.

Y lógicamente no tienes que hacerlo tú todo.

Puedes aprender a hacerlo sí. Hay suficientes artículos en Blogs y tutoriales en Youtube como para poder hacerlo, pero piensa que es una parte lo suficientemente importante como para plantearse derivar esta parte a alguien especializado.

Juanra Levia

te ayudo a vender más de lo que vendes ahora

Ayudo a emprendedores, infoproductores y negocios digitales con toda la parte técnica del negocio.
Con funnels de venta, automatizaciones de email marketing en Active Campaign y Fluent CRM, incluyendo la redacción de emails.
También puedo ayudarte a poner tu web punto con actualizaciones y mantenimiento de seguridad si tienes una web hecha con WordPress. (Ahora que no nos oye nadie... Los que contratan este servicio empiezan a dormir tranquilos al día siguiente)

team-trafico-img-perfil-juanra-2.jpg

Juanra Levia

Más contenidos como este en tu email y GRATIS. Cero euros

Responsable: Juan Ramón Levia Martínez (APLAYERS MARKETING), siendo la Finalidad; envío de publicaciones, respuesta a solicitudes de información, así como correos comerciales. La Legitimación; es gracias a tu consentimiento. Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en plataformas de email marketing de FluentCRM y Amazon AWS en Irlanda y acogida al Privacy Shield. Podrás ejercer Tus Derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos en [email protected] Para más información consulte nuestra Política de Privacidad

Copyright 2022 © APLAYERS MARKETING DIGITAL – Aviso Legal | Política de Privacidad | Política de Cookies | CONTACTA

Copyright 2022 © APLAYERS MARKETING DIGITAL
Aviso Legal | Política de Privacidad | Política de Cookies | CONTACTA